Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño Villarreal

En el largo o breve peregrinar del ser humano sobre la faz de la Tierra, se encuentra con personas que dejan huella perenne, ya sea por su inteligencia, por su trato, por su maestría para enseñar, por su filosofía positiva de la vida o por su constante actividad.

En mi transitar existencial he tenido la fortuna de conocer un buen número de individuos que reúnen estas cualidades y de quienes he aprendido a valorar la compleja red de pensamientos, sentimientos y emociones, alma y motor de los afanes cotidianos.

Son verdaderos maestros cuyas enseñanzas han nutrido mi espíritu, algunos tienen título normalista o universitario, otros sólo han abrevado en esa importante universidad que es la vida; sería largo enumerarlos, pero no me resisto a mencionar a Narcisa Alvarado, Lola Treviño, Sergio Hernández Cantú, Saúl Garza Garza, Abel Silva, Antonio y Guadalupe Villareal Garza, Daniel Guadiana Ibarra, Arturo, Rolando y Rubén Solís Montemayor, Víctor Alejandro Méndez, Jorge, Abiel y Rubén Helio Mascareñas,  doña Josefína Valadez de Mascareñas, Elva Solís de Pérez, Dante Perrone Hernández, Alejandro y Dante Chapa Ibarra, Vidala Cervantes Mascorro, Benito López Valadez, Antonio González “El Ciclón”, Raúl Garza Garza, Salvador Garza Inocencio, Eugenio Solís Montemayor, Francisco J. Montemayor, Ciro R. Cantú, Carolina Montemayor, Celso, Gustavo, Oscar y Juan Ramón Garza Guajardo, Venustiana Retta Díaz, Alberto Luis Ochoa Perales, Graciela Reyna Aguilar, Consuelo Zárate Treviño, Gerardo Merla Rodríguez, Martín Salais Cantú, Santiago Vara Jiménez, José Mario Elizondo Montalvo, Baruch Vázquez Aguilera, Francisco Cantú García, Arturo Delgado Moya, Juan Antonio Santos López, Israel Cavazos Garza, don José P. Saldaña, Melchor Valle, Rodolfo, Rogelio y Máximo de León Garza, Ismael Vidales, Horacio Cavazos, Elsa Solís Hinojosa, Alfonso Castillo Burgos, Esthela Chavira Veloquio y muchos, muchos más.

Dentro de la enorme cantidad de sabinenses que nos han dejado huella está, sin duda alguna, Francisco Xavier Guadiana Cárdenas, mejor conocido como PACO GUADIANA .Originario del Barrio del Aguacate; Paco nació el 11 de abril de 1938, hijo de Francisco Guadiana León y Felícitas Cárdenas Rodríguez, séptimo de diez hijos de dicho matrimonio; estudió hasta el segundo grado en la Escuela Manuel M. García y luego emigró con su familia a la ahora Ciudad de Guadalupe, N.L. pero volvió a estudiar los primeros dos años de educación secundaria en la Antonio Solís, donde recuerda con grata emoción las enseñanzas de la Profa. Elva Solís en el arte de la declamación.

Paco ha sido toda su vida un excelente deportista, no hay algún deporte que no haya practicado, béisbol, voleibol, básquetbol, raquetbol, hasta le entró al arte de tirar golpes cuando practicó el boxeo, veloz atleta en la prueba de los cien metros, softbolista de corazón, carreras de campo traviesa, en fin, todo un deportista completo.

El béisbol fue una de sus grandes pasiones y sólo por la resistencia familiar no llegó a un equipo profesional de la Liga Mexicana de Béisbol, además ha destacado como promotor, entrenador y director de deportes.

Excelente maestro de inglés, hábil declamador, magnífico maestro de ceremonias, por sus venas corre la sangre de sus ancestros que fueron músicos, canta, toca y compone, hace y dice versos, anima reuniones, saca de su modorra a un centenar de profesores jubilados, buen padre de familia, fue el primer Cronista Oficial en Ciénega de Flores y en los últimos años es casamentero, organizado a los desposados originales bodas.

Paco Guadiana también es buen narrador, conocedor de las costumbres, raíces e identidad regional; cuenta anécdotas y sucedidos, chistes y cuentos, consigue escritos motivacionales y siempre se distingue por su aspecto jovial, la franca sonrisa y el comentario certero.

Mucho hay que decir de este sabinense distinguido, ya Benito López Valadez, compañero de andanzas juveniles ha escrito una excelente biografía en sus Apuntes de un Deportista, la cual recomiendo leer; en suma hay mucho Paco Guadiana para largo rato.

Por todas estas cualidades el Centro de Información de Historia Regional con sede en la Hacienda San Pedro de Gral. Zuazua, N .L. lo reconoció como un Personaje de la Cultura Popular en la Décima Tercer Fiesta de la Cultura Regional.

¡Paco Guadiana, sabinense ejemplar!