Profr. y Lic. Héctor Jaime Treviño VillarrealEl resurgimiento de las ferias en los municipios a mediados de la década de los ochenta del siglo pasado, tiene su origen en la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística, cuando en 1986, el equipo de trabajo que la dirigía, encabezado por quien esto escribe, se dio a la tarea de gestionar el nombramiento de cronistas en todos los municipios nuevoleoneses, e impulsar las ferias patronales y las profanas, los corridos de cada pueblo, el vestido típico y los altares de muertos.

La fiesta del Señor de Tlaxcala en San Miguel de Bustamante, N.L. y las Luminarias en Higueras eran las únicas fiestas de honda tradición en el Estado y lo siguen siendo; al comentar esta inquietud con el Prof. Celso Garza Guajardo, nuestro recordado cronista, rápido se puso en acción y habló con el alcalde don Gustavo Ancira, quien de inmediato aceptó el reto y se procedió a la organización de la Primera Feria del Aguacate.

Se escogió ese nombre por ser el aguacate la fruta símbolo de nuestro pueblo, pero cuya producción había decaído tras la intensa helada de diciembre de 1983; mudó de nombre hasta quedar en el actual de la Feria de la Fundación.

Ferias las hubo en otras épocas en Sabinas, pero también en el siglo XIX se hacían en Sombreretillo, Paso de Cabras –hoy Garza Ayala,  El Ébano, Buenavista y otras comunidades aledañas; pero la Feria de la Fundación arraigó fuerte en la población y ya es esperada con ansia por todos. Se comenta la elección de la reina, el lugar escogido para la feria, los eventos que habrá, en fin, al aproximarse el mes de julio, para los sabinenses la feria es tema de comentario.

Pieza fundamental en el resurgimiento de la Feria de Sabinas fue el Prof. Oscar Garza Guajardo, encargado de la organización de las primeras ediciones de la feria, activo, dinámico, celoso de la vigilancia de las actividades, Oscar, quien ha ocupado diversos cargos públicos en Gral. Escobedo, N.L. merece nuestro reconocimiento

Las ferias del siglo XXI y el tercer milenio deberán corresponder a las expectativas generadas en la población; debemos recordar a los fundadores de nuestra ciudad, también elevar una oración dedicada a todos los sabinenses que ya no están con nosotros y que son paradigma por su entrega al trabajo diario.

A divertirse sanamente, no excederse en las bebidas espirituosas y sobre todo, que la Feria de la Fundación sea todo un éxito y que se recuerde por muchos años.