Viernes 8 de septiembre de 1933

Los torrenciales aguaceros caídos en la región, hicieron que el río Sabinas se creciera, inundando sus aguas parte del pueblo.